PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

100 Ultimas

x fechas

X FECHA


PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

x orden alfabetico

Faltan por etiquetar unos 300 articulos de los mas de 1000 publicados.
Los tengo que ir etiquetando , poco a poco.

Etiquetas

X ORDEN ALFABETICO


PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

Enlaces

NUEVAS TECNOLOGIAS

*

*

PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

+VISTAS

+ vistas


PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

varios

TERCERA (o de ORO) de Las 5 leyes fundamentales de la estupidez Humana (Carlo M. Cipolla )

Una persona ESTUPIDA es aquella que causa perdidas a otra o grupo de personas sin obtener ninguna ganancia para si mismo e incluso incurriendo en perdidas".








PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña






La trampa de desayunar con el Email




A la hora de la hablar de Productividad Personal el Email es algo diabólico: cuando te pones a leerlo y contestarlo te transmite la ficticia sensación de que haces muchas cosas, de que avanzas, de que consigues lo que te proponías. 


«Qué bien, por fin he dejado a cero mi Inbox». ¿Y? ¿Acaso tu estímulo profesional y tu objetivo diario está en vaciar tu Bandeja de Entrada? ¿Y qué pasa con tus tareas y tus proyectos de verdad?


Empezar el día leyendo y contestando Email es una mala decisión. Esto es algo que si sigues este blog me habrás oído decir muchas veces. ¿Y por qué opino así? Por varias (poderosas) razones que durante muchísimos años ignoré por completo.



Porque cualquier mensaje de ficticia importancia se elevará a la categoría de imprevisto urgente y hará que te desvíes de tu plan inicial de tareas. En lugar de trabajar en función de tareas-objetivos-resultados lo harás apagando fuegos o tapando goteras.


Porque el responder a muchos mensajes (atender diferentes y variados temas) y empezar a vaciar tu Inbox crea en ti una falsa sensación de haber conseguido avances. Lo que no es verdad. Así que básicamente te engañas a ti mismo.


Porque para ocuparte de los problemas y las tareas que se esconden detrás de esos mensajes necesitarás un tiempo que habías reservado para otras cosas más importantes. Las tareas de tus proyectos, las que  te hacen ver resultados y avanzar de verdad.


Porque leer y contestar mensajes es una tarea menor que podrías hacer perfectamente en otro momento de menor intensidad y capacidad.


Porque buena parte de los mensajes que atiendes a primera hora de la mañana no tienen absolutamente nada que ver con tu trabajo.


Porque prendes la mecha de una espiral de la que es difícil salir: a medida que vayas escribiendo te irán contestando (porque como tú también abren el Email por la mañana) y nunca terminarás de vaciar tu Bandeja de Entrada. Mientras tanto, el tiempo corre y las tareas más importantes siguen sin hacerse.


Porque detrás de muchos mensajes encontrarás enlaces que te harán caer en el clic irreflexivo: una interminable cadena de saltos de web en web que va consumiendo tu tiempo y energía.

Pero revolotear por nuestra aplicación de Email, chequeando, arrastrando, borrando y contestando es una actividad frenética que nos llena de intensidad y energía. Te da la falsa sensación de estar haciendocuando realmente lo que estás es moviendo. El Email tiene muchas “caras” y una de las peores la encontrarás a primerísima hora de la mañana.


La solución no es eliminar ni prescindir del Email (claro). Sino retrasar 45-60 minutos el gesto de abrir tu Email a primera hora de la mañana. Dedica ese privilegiado tiempo de máxima capacidad para hacer una tarea realmente importante. Verás qué cambio.





La trampa de desayunar con el Email