PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

100 Ultimas

x fechas

X FECHA


PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

x orden alfabetico

Faltan por etiquetar unos 300 articulos de los mas de 1000 publicados.
Los tengo que ir etiquetando , poco a poco.

Etiquetas

X ORDEN ALFABETICO


PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

Enlaces

NUEVAS TECNOLOGIAS

*

*

PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

+VISTAS

+ vistas


PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

varios

TERCERA (o de ORO) de Las 5 leyes fundamentales de la estupidez Humana (Carlo M. Cipolla )

Una persona ESTUPIDA es aquella que causa perdidas a otra o grupo de personas sin obtener ninguna ganancia para si mismo e incluso incurriendo en perdidas".








PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña






Cómo capturar información para “leer después”



Una de las situaciones más habituales en Internet es cómo manejar la información relevante que encontramos. Es cierto que hay mucho ruido, sí. Hay mucha información (páginas, artículos…) que no vale para nada. Pero otra mucha sí nos interesa. Nos informa y enriquece, mejora nuestra formación, nos ayuda en el trabajo y es utilísima en nuestra vida personal.
El problema sobreviene cuando en Internet alguien nos envía o nos encontramos con esa información tan relevante cuando estamos haciendo otra cosa. ¿Qué hacer en ese momento? ¿Interrumpir la tarea que hacíamos para leer lo que acabamos de encontrar?

Algo que ocurre cada día

Imagina que estás haciendo una presentación comercial importante y para completarla estás recabando información en Google. De repente te encuentras con un tutorial que te explica una nueva técnica para otro trabajo que tienes entre manos. Tu instinto y la curiosidad te llevará a hacer clic ahí y leer el tutorial (quién sabe si quizá tomar notas o ponerlo en práctica). El mal ya está hecho: la concentración se ha perdido, el ritmo de trabajo interrumpido y luego te costará más retomar y completar la presentación.
En cambio puedes utilizar una aplicación o solución con la que capturar esa información para leerla más tarde. Por un lado no te pierdes la página o el post que te acabas de encontrar (te interesa yquieres leerlo) pero a la vez sigues con lo que estabas haciendo sin sufrir apenas los efectos de la interrupción. ¡Fantástico!
Esta información que te interesa puede ser de todo: un vídeo de YouTube, un artículo de un diario online, una cadena de comentarios de un foro, un tweet o una nota en una red social, un set de fotografías de Flickr, una cita de un blog, un torrent para descargar, un tutorial, un reportaje…
Es una forma fabulosa de aprovechar la información útil de Internet pero eligiendo tú el mejor momento para leerla.

Métodos, aplicaciones y utilidades

Para capturar esa nueva información relevante y volver sobre ella más tarde tienes varias alternativas. No creo que haya una mejor que otra. Yo las he utilizado todas y cada una tiene sus ventajas e inconvenientes. Elige en función de tus necesidades y hábitos.
  • Email. Muchas personas se envían un Email a sí mismas. Si lo haces, nunca lo envíes a la Bandeja de Entrada. Crea un filtro o una dirección adicional para reenviar a una carpeta o etiqueta específica la información que luego tengas que revisar.
  • Evernote. Ofrece numerosas formas de guardar información desde casi cualquier sitio. Con el navegador puedes hacerlo con una extensión o un bookmarklet y desde el Email puedes reenviar cualquier mensaje o URL directamente a tu cuenta. Otras alternativas son Springpad o OneNote.
  • Delicious. Todo un clásico. Crear una etiqueta “Revisar” y guardar ahí desde el navegador (extensión o bookmarklet) es lo más habitual. Si luego quieres guardar esa página para siempre, sólo tienes que clasificarla en la categoría que quieras con la etiqueta correspondiente.
  • Tareas. Algunas personas guardan esos enlaces dentro de su aplicación de tareas, como si fueran corrientes tareas pendientes para revisar y/o hacer. No sé si mezclar tareas con información es una buena idea. Pero es otra opción.
  • Bloc de Notas. Lo tienes siempre en tu sistema operativo así que no hay nada que instalar y es fácil de utilizar. El corta y pega es rápido aunque no es muy eficiente si manejas mucha información.
  • Instapaper o Read It Later. Ambas han ido creciendo mucho en los últimos meses de la mano de clientes de Twitter y lectores de feeds. Son muy ágiles y flexibles, y la lectura posterior es realmente cómoda. Actualmente es mi método favorito (personalmente utilizo Instapaper).
Un apunte más. Para que este gesto de guardar para más adelante sea efectivo, yo te sugiero seguir estas tres pautas:
  1. Ubicuidad. Tienes que poder guardar información desde tu navegador, tu Email o tu móvil (los “tres sospechosos habituales”). La necesidad de revisar algo después surgirá en cualquier momento-situación-lugar.
  2. Agilidad. El gesto de guardar para leer después tiene que ser muy ágil y cómodo. Uno o dos clics que minimicen la interrupción lo más posible.
  3. Revisión regular. Para evitar que se acumule más y más información elige un momento del día o de la semana para procesar (leer, guardar, archivar…) todo lo que has ido recogiendo.
Yo soy un enamorado del “capturar para leer después”. Es una forma fabulosa de aprovechar la gran cantidad de información útil que ofrece Internet pero eligiendo tú el mejor momento para leerla.



Cómo capturar información para “leer después”